Casta privilegiada

     No dicen que tiene que haber de todo. Casta privilegiada. ¡Bah! Recibí de mis progenitores sus prerrogativas al igual que ellos las recibieron de sus antepasados. La sociedad actual nos quiere avasallar con sus arrebatos de igualdad. ¿Es que acaso la suerte no es un derecho? Que tengamos cubiertas nuestras necesidades sin esfuerzo no es sinónimo de mezquindad, sino el engranaje preciso para que marche la maquinaria de la civilización. Grandiosa frase de mi abuela, ¿a que sí? —de esta manera, engolando el tono, concluyó la pulga que tanto mundo conocía por peregrinar en un San Bernardo frívolo y altanero.

* * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s