Retorno a la infancia

     Harto de pasarme la vida entera escondido tras las apariencias he decidido salir a la luz, abandonar todos esos sobresaltos de tener que estar en constante mutación, en insistente transformación. Nadie ha podido averiguar hasta la fecha cómo soy, qué aspecto tengo, cuál es mi fisonomía y mis intereses. Nadie me conoce en profundidad, ni nadie se ha preocupado por ello.

Camaleón me llaman por mi habilidad de camuflarme entre la vegetación, de asimilar mis formas a las del entorno, de adaptar mis colores a los del lugar cercano, de aguantar horas y horas en total quietud para no despertar sospecha alguna de mi fusión con el paisaje. El disimulo es mi destreza, pasar desapercibido es mi razón de ser, no ser localizado es un objetivo sin que realmente tenga conciencia del motivo de tal necesidad.

Por ello, voy a hacer un tremendo esfuerzo y a olvidarme para siempre de ocultar mi identidad. Voy a presentarme al mundo tal como soy verdaderamente, a mostrar la realidad, pase lo que pase, sin tapujos ni engaños. Volveré a ser como nací, a manifestarme como debería haberme mantenido toda mi vida y que nunca comprendí el porqué de vivir diferente a mi auténtica personalidad. No más disfraces, no más máscaras. Como hice durante toda mi infancia allá en el desierto, volveré a arrastrarme por el polvo de la tierra y a hacer sonar el cascabel de la punta de mi cola.

* * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s