El pensamiento de los acantilados

Hoy en el mundo

¿Qué rebusca esta sórdida codicia?
Cien reproches me impongo en homenaje,
mil monsergas atacan mi blindaje,
agrio lodo de espaldas me acaricia.
 
Encharcados en áspera inmundicia,
motivando a villanos el pillaje,
los pujantes afirman que es coraje,
los hambrientos le dicen avaricia.
 
Hoy, mezquinos, mentimos y engañamos;
hoy, con pose muy ruin nos achicamos.
Pero al alba, el futuro impertinente,
 
pertinaz, suplicando que no huyamos,
exigiendo, sagaz, que nos unamos,
moldeará un escarmiento contundente.

                    * * *

Libertad, palabra incierta

Bien nutridos, vestidos e ilustrados,
protegidos, tan limpios y solventes,
de la paz y el amor harto creyentes,
en sutil pedestal, privilegiados.
 
Bajo incierta premisa acomodados
y con gran falsedad, casi indolentes,
libertad pronunciamos imprudentes
cual justicia en derechos patentados.
 
Virginal ha de ser nuestra conciencia
si en verdad mundos libres procuramos,
y vivir y pisar a nuestro antojo,
 
y de extraños el bien no ser enojo,
proclamemos que amparen los reclamos  
con afán: libertad en convivencia.

                    * * *

El murmullo de la añoranza

Maldita tierra que a escapar conduce,
cobarde trono que a la gente exprime,
atroz juzgado que su culpa exime,
abrupta pena que la ley produce.
 
Un nuevo hogar a festejar te induce,
mas enseguida el anfitrión sublime
la integración como cuchilla esgrime:
no siempre es oro lo que vil reluce.
 
Eternas horas de inmorales días;
sudor sin frutos añoranza encierra
y poco a poco la esperanza arrías.
 
Ni aquí ni allá, la desazón te entierra
por regresar a aquel hogar que ansías.
Maldita tierra, sí, pero es tu tierra.

                    * * *

Pulgas en el desierto

Trajinar de galaxias infinito,
muy remoto pasado sin memoria,
concentrado vacío sin historia,
¿traspasar el confín es nuestro hito?
 
Raza humana de laxo plebiscito:
exclusivos, la Fe se vanagloria,
es señal la Creación de fiel victoria
¿alienígena amigo es ruin delito?
 
Como pulgas en tosca marabunta
por desiertos vagamos sin protesta,
dirigidos por bueyes con su yunta
 
bajo un Cielo que sordo nos apunta.
Es mejor mil preguntas sin respuesta
que temidas respuestas sin pregunta.

                    * * *

Hambre sin amor

Polvoriento y tan yermo es el sendero,
pies austeros, espaldas achantadas,
cabizbajo husmeando a dentelladas
marcha un niño de un mundo bien tercero.
 
Ocre sed que pretende un aguacero,
hambre tibia cosida a puñaladas,
fiel figura de madres angustiadas
por llegar al reparto venidero.
 
No aparece ese dios que les proteja,
no aparece ese santo preceptivo
ni aparece aquel hombre combativo
 
que en verdad consecuente y sin queja,
bien admitan que el mundo impositivo
no propague tanto hambre destructivo.

                     * * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s